Menu

Productos > Catálogo de muestras

Los pisos flotantes laminados o melamínicos son aquellos cuya capa final de vista está compuesta por un laminado plástico con aspecto de madera. La mayoría de los pisos flotantes son básicamente laminados. Las versiones más económicas están hechas generalmente de fórmica. Los pisos más caros poseen una imitación de madera casi perfecta.

El Swiss Plank Natural es único, con el aspecto de un piso de madera natural. Este innovador piso laminado atrás por su elegancia única gracias a sus paneles con menor ancho. Las juntas, refinadas y delicadas, redondean el aspecto final de un piso seleccionado.

Los pisos de madera terminados son la solución ideal para quienes desean colocar un piso tradicional en su forma pero con toda la ventaja de estar ya terminados. La colocación ideal es clavados sobre planchas de fenólicos. Gran resistencia de los acabados poliuretánicos industriales, con Óxido de aluminio. No necesitan ser pulidos ni encerados o barnizados en obra, evitando las demoras, el polvillo, etc.

Toda la calidez de las maderas naturales clásicas, toda la practicidad de la tecnología moderna aplicada a los pisos. La elegancia tradicional y la simplicidad que requieren los tiempos actuales. Colocación flotante. Prefinished y repulibles, prolongando así la belleza de la madera por muchos años. Están protegidos con siete capas de barniz endurecido con rayos UV, sin disolventes, que actúa como un sello sobre la superficie del suelo haciéndolo más resistente al uso y al mismo tiempo realzando los colores naturales de la madera.

Son paneles de alta estabilidad que resisten perfectamente las variaciones de humedad y temperatura de los ambientes. Los paneles de "relleno" están recubiertos, en las caras superior e inferior, con láminas de maderas nobles seleccionadas. El conjunto se calibra, se recorta y la cara superior se recubre con barnices especiales que resisten al tránsito y realzan la belleza natural de la madera. Estos pisos se caracterizan por su instalación rápida y limpia y por su fácil mantenimiento. Son de colocación flotante, no repulibles.